>

Terror, tristeza y desolación: los rostros de los civiles afectados por la agresión militar de Rusia a Ucrania

 

Olena Kurilo es una maestra de 52 años que resultó herida en un ataque aéreo ruso a un complejo de apartamentos en Kharkiv, al este de Ucrania, el 24 de febrero.

El Servicio de Emergencias de Ucrania indicó que más de 2,000 civiles han muerto desde que empezó el conflicto y la oficina de derechos humanos de Naciones Unidas ha registrado 136 muertes de civiles, pero advirtió que la cifra total sería mucho mayor.

 

 

Un hombre herido es atendido en un hospital a las afueras de Kiev, la capital ucraniana, el 1 de marzo.

La organización Human Rights Watch dijo haber documentado un ataque con bombas racimo ante un hospital en el este de Ucrania y civiles reportaron el uso de esas armas en Járkov y en el poblado de Kijanka, lo que ha sido negado por el Kremlin.

 

 

Familias ucranianas refugiadas en una estación del metro de Kiev, el 2 de marzo. Esta ciudad se encuentra amenazada por un convoy militar de fuerzas rusas que se ha ido acercando desde las carreteras que vienen desde el norte del país.

Un reporte de AP afirma que el avance militar ruso ha perdido velocidad debido a problemas logísticos y de suministro, según un oficial de defensa estadounidense de alto rango.